La carbonara blog

El diseño de un perfume lo es todo para Equivalencias perfumes Yodeyma

En el catálogo equivalencias perfumes Yodeyma, los olores son únicos e indiscutiblemente irrepetibles. Quizás esto se trate de una cuestión de magia o de ciencia, pero sus aromas han podido ser embotellados para traerlos a sus clientes en pequeños envases de cristal para que puedan perdurar con el paso del tiempo.

Como si se tratara del más destacado artista con su más relevante obra, los artistas del olor, esos que elaboran y diseñan los perfumes y las colonias, son quienes se encargan de jugar con las diferentes fragancias con el objetivo de fabricar pequeñas obras de arte de las que nos ofrecen en el catálogo equivalencias perfumes Yodeyma.

La fabricación de un perfume es una profesión donde la herramienta principal es la nariz y dónde el éxito se encuentra en la capacidad que se tiene para conjugar los olores, siendo la base de todo perfume el alcohol -del que se ha creado un falso mito de que es posible sustituir por vodka, ron y ginebra- aparte de las esencias -que se conforman por sustancias, sintéticas o naturales, que son usadas en la elaboración de un aroma-.

Para la elaboración de una fragancia, lo primero que se hace es añadir el alcohol en un bote y seguidamente se vierte de forma paulatina las esencias para ser mezcladas.

Estas esencias son de cualquier olor, y pueden ir desde flores como por ejemplo las rosas o la lavanda, que con anterioridad son maceradas en etanol o metanol; hasta frutas con las que se le da un toque más fresco.

Para continuar con la confección de la fragancia, en otro envase de agua con la glicerina líquida se vierte la mezcla inicial. Una vez que se han fusionado estos dos productos, solo se debe dejar reposar durante aproximadamente dos semanas, y siempre debe ser en un lugar fresco y oscuro.

Para ejecutar toda la receta es importante tomar en cuenta otro factor, y es que, dependiendo del tipo de fragancia que se desea obtener, hay que pensar en la proporción con la que se combina alcohol y las esencias, el volumen de alcohol y la calidad de las esencias.

En el caso del eau de cologne, su graduación en el alcohol debe mantenerse en los 60 grados y la esencia en un 3 o 5 %. Si lo que se busca es obtener eau de toilette, entonces se usa la colonia de siempre, y el alcohol en la mezcla deberá ser de 70 a 80 grados, mientras que la esencia debe ser aumentada al 7 o 12 %.

En el eau de parfum, el alcohol será de 85 grados y las esencias tendrán hasta un 20 % de concentración como sucede con IRIS de la lista equivalencias fragancias Yodeyma.

Finalmente, y haciendo referencia a la esencia de parfum, la composición de mayor calidad es el alcohol de 90 grados donde la concentración de esencias puede llegar hasta el 30%, aunque en algunas marcas esta se eleva hasta el 40%.

Quizás nos pueda parecer que este es un proceso manual, pero en la actualidad se lleva a cabo de forma industrial sin dejar de brindarle un importante matiz artesanal gracias a que es la nariz la que continúa jugando un rol de suma importancia a la hora de seleccionar los olores que son los más adecuados para ser usados en cada fragancia.