La carbonara blog

La derogación de la Ley del Aborto de 2015 con el que las menores pueden interrumpir el embarazo de forma libre

La ministra anunció en días recientes en el Congreso de los Diputados la derogación inminente de la Ley Orgánica de Interrupción Voluntaria del Embarazo de 2015 con el objetivo de garantizar el derecho de «todas las mujeres a decidir libremente» sobre su cuerpo y su maternidad, pero también para asegurar el acceso de estas a las mejores técnicas anticonceptivas y a una educación sexual más efectiva.

Montero afirma: «Nuestros cuerpos son nuestros, nosotras decidimos», luego de asegurar que esta se convertirá en una herramienta excelente con la que se asegura la igualdad entre hombres y mujeres acabando con la violencia machista. En tal sentido, la ministra señala: «Reivindicamos» el derecho a la interrupción del embarazo en condiciones de seguridad. «Reivindicamos, como tantas voces verdes y moradas en todos los rincones del mundo, ese derecho que tienen todas las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y además se ha reivindicado una maternidad decidida de forma libre y sobre todo una vida sexual plena y libre».

En medio de todo, el objetivo primordial de dicho cambio radica en que preconiza la libertad plena de todas las mujeres a abortar, suprimiendo la obligatoriedad para las menores de 16 y 17 años de edad de contar con el consentimiento paterno si su deseo es interrumpir la gestación.

Apoyo de ERC y oposición de VOX

Tras el anuncio de la ministra de Igualdad, se han tomado por sorpresa a los portavoces de los grupos parlamentarios, quienes apenas han logrado hacer referencia, en el transcurso del debate, a los propósitos del Gobierno. Sin embargo, en lo que respecta a la representante de ERC, esta ha brindado de antemano «todo su apoyo» para la modificación, no siendo este el caso de la portavoz de Vox quien ha criticado el hecho de que se aproveche un momento como el actual, de pandemia, a fin de aperturar un debate impregnado de ideología, según su opinión. En cuanto al PNV, este ha expresado sus dudas con respecto al anuncio máxime cuando se habla de cambiar una ley que, en opinión del nacionalismo vasco, costó mucho consensuar.

En cuanto a la ley que pretende revisar el Ejecutivo, esta establece la posibilidad de abortar libremente durante las primeras 14 semanas de embarazo. Posteriormente, hasta la semana 22 de gestación, si se da alguno de los dos supuestos siguientes: que exista grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada, o que exista riesgo de graves anomalías en el feto.

Si ha transcurrido más tiempo de la vigésimo segunda semana, la ley configura dos supuestos excepcionales de interrupción del embarazo, donde el primero hace referencia a aquellos casos en los que se detectan anomalías fetales incompatibles con la vida y los casos en los que se detecte en el feto presenta una enfermedad que es extremadamente grave e incurable al momento del diagnóstico y de esta manera lo confirme un comité clínico.