La carbonara blog

Las grandes interrogantes acerca del coronavirus

Y es que, conforme transcurre el tiempo y avanza la pandemia, los investigadores se enfocan en darle celeridad al hecho de encontrar respuestas a tantas interrogantes que han surgido a consecuencia de la pandemia. Alrededor del mundo, son muchos los investigadores que se han dedicado a encontrar con la que pueda combatirse la COVID-19.

Luego de haber transcurrido seis meses del inicio de la pandemia, tan solo nueve de las más de 200 que han sido presentadas como posibles vacunas, ahora se encuentran en la fase final de los ensayos clínicos a fin de poder determinar su protección para las personas de una infección por coronavirus. Ante tal situación, diversos expertos han predicho que quizás para finales de este año, o posiblemente a principios del 2021, es cuando habrá una opción que sea segura y más efectiva.

De acuerdo a las palabras de Barry Bloom, quien es profesor de Inmunología y Enfermedades Infecciosas y además ex decano de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de Harvard University, «El mundo científico trabaja a una velocidad astronómica», en un seminario en línea llevado a cabo recientemente.

Pero más allá de desarrollar un medicamento, también se han venido realizando grandes esfuerzos a fin de apresurar la producción y distribución de dichas vacunas. Seguidamente, le daremos un vistazo a las posibles vacunas que se han venido desarrollando contra el coronavirus.

¿A qué podemos llamar con exactitud vacuna?

Hablar de vacuna, es hacer referencia a algo que pueda ser de ayuda a una persona para que desarrolle inmunidad ante alguna enfermedad infecciosa. La misma funciona al ser introducida de manera intencional en el cuerpo una forma inactiva de un germen que funcione como causante de alguna enfermedad, o algo similar.

Tal acción se encargará de estimular la producción de anticuerpos a manos del sistema inmunitario, poniendo en marcha el trabajo de las proteínas que colaboran en la protección de la persona ante una futura infección, en el caso de encontrarse alguna vez con el germen real.

En el caso del coronavirus, con una vacuna se lograría que una persona sea resistente a una infección causada por el virus y a la enfermedad que este causa, o como mínimo, puede hacer que una persona que se haya infectado presente «un curso más corto de dicha enfermedad o al menos que no sean tantas las complicaciones.

Vacunas más adelantadas contra el coronavirus

Desde que se han venido desarrollando vacunas contra el coronavirus tan solo se encuentran 3 que han sido consideradas las más avanzadas, una vacuna de Moderna y los Institutos Nacionales de la Salud (NIH); una de BioNTech y Pfizer; y una de AstraZeneca y University of Oxford. Lo que hace que dichas vacunas sean especiales, es que las 3 se encuentran en la fase 3 de los ensayos clínicos de EE.UU. Este es un momento en el que realmente se ponen a prueba, de acuerdo al doctor William Schaffner, quien es especialista en enfermedades infecciosas y además, profesor de medicina preventiva en la Facultad de Medicina de Vanderbilt University.