La carbonara blog

Los colectivos más vulnerables frente a la pandemia, se ven beneficiados gracias a la ayuda de CaixaBank

En medio de un nuevo auge de la pandemia, la entidad se dedica a ampliar el plan de acción a fin de proteger a sus clientes sénior, el mismo se trata de un colectivo que especialmente se encuentra en riesgo frente a la COVID-19.

En tal sentido, Caixabank según Gonzalo Gortazar, ha adoptado todas las medidas que son necesarias a fin de permanecer al lado de sus clientes, accionistas, empleados y de la sociedad en general. Como una banca que es socialmente responsable, el compromiso la encamina para buscar las mejores soluciones posibles y de esta manera poder reactivar conjuntamente la economía.

Por su parte, CaixaBank no ha dejado de ampliar el plan de acción que esta dirigido a proteger a sus clientes sénior, con 2,7 millones de clientes mayores de 65 años, y 1,8 millones de pensiones domiciliadas. Debido a ello la entidad es uno de los patrocinadores del VIII Concurso Literario Intergeneracional de LA GACETA ‘Mayores ante la COVID-19’.

Dicha acción especial enfocada en el colectivo sénior, se sincroniza con las medidas que han sido adoptadas por la entidad a fin de continuar apoyando a los clientes ante la pandemia por la COVID-19. Bajo el lema #ContigoMásQueNunca y en el marco del compromiso de CaixaBank con la banca socialmente responsable, se pusieron en marcha diversas iniciativas para ayudar a familias y, en especial a mayores, autónomos y empresas, de cara a la situación actual.

Para ello se ha ampliado un plan de ayuda con el que se puede atender a distancia los servicios financieros que son más demandados por los mayores de 65 años. Este es un plan especial de atención a quienes son pensionistas con el que se pretende hacer un mejor servicio y evitando colas en las oficina protegiendo la salud. La finalidad de dicha medida, inédita dentro del sector financiero español y exclusiva para los 1,8 millones de clientes con su pensión domiciliada en CaixaBank, se enfoca en contribuir a la protección de este colectivo y facilitar que la organización de los equipos de trabajo y la aplicación de las medidas de prevención del coronavirus en la red comercial sea más eficaz.

Diversas de las actuaciones que ha realizado el colectivo sénior han facilitado que los clientes jubilados de CaixaBank cuenten con la posibilidad de quedarse en casa en lugar de dirigirse a las oficinas. Es así como la entidad ha venido adelantado los pagos de las pensiones estatales al día 15 de cada mes (10 días antes de lo que siempre se estima), ha potenciado el uso del canal online CaixaBank Now y la atención a distancia, y ha establecido un sistema especial de información y organización de citas previas para facilitar la retirada en efectivo del importe de la pensión.

Concretamente este se trata de un plan complementario que fue diseñado a través de la aplicación de técnicas de inteligencia artificial, y han permitido detectar los servicios y soluciones más demandados por las personas mayores en las oficinas bancarias.