La carbonara blog

“Me ha costado ser mamá”: Testimonios de mujeres que lucharon para tener un hijo

Has hablado con tu pareja y tu conclusión es la misma “Quiero ser mamá”, entonces deciden juntos dejar de cuidarse por varios meses pero el bebé no llega, te haces pruebas especiales y se las hace él, sus resultados son satisfactorios, sin embargo, no existen noticias de embarazo, cada mes en donde la menstruación se atrasa por algunos días te emocionas por un momento y buscas en internet con mucha ilusión “signos de embarazo”, resulta que todos los síntomas los estás experimentando pero no sabes si esperas un hijo o simplemente está por llegar la menstruación. Esto te proporciona mucho estrés y el sexo ya no se vuelve algo tan divertido, y entonces decides que debes escuchar historias de mujeres que pasaron lo mismo que tu, la peor parte es que todas concluyen en lo mismo: “Tienes que relajarte”, pero la ansiedad te consume y decides iniciar tratamientos de fertilidad, un arduo camino que te puede llevar al cansancio.

Existen miles de mujeres que pasan por tu situación que nunca perdieron la fé en concebir a sus hijos, aquí te mostramos algunas que con éxito tienen una familia por la cual velar:

Cecilia Manrique, Microinyección espermática:

“Me casé con Guillermo hace unos 7 años, entonces tras varios años de disfrutar nuestro matrimonio concordamos que había llegado el momento de formar una familia, por lo cual dejamos de cuidarnos y decidimos esperar a que llegara en cualquier momento. Me considero una mujer bastante familiar tanto a mi familia de origen como a la política, por ello siempre supe que quería tener hijos propios, para mí significaba un hecho sencillo de concretar en mi vida, pero para mi sorpresa tuve muchos obstáculos para lograrlo, mi cuento de vida era: me gradúo, me caso y tengo hijos, un ciclo que todas las mujeres sin demasiado problema pueden concretar”.

“Nos dejamos de cuidar y el bebé, a los 2 años de espera decidimos que lo mejor era buscar ayuda, gracias al trabajo de mi marido nos mudamos en repetidas ocasiones, en cada lugar al que llegamos buscábamos inmediatamente a un especialista, siempre fui irregular con mis períodos, así que funcionaba como un juego mental en donde cada vez que se atrasaba pensaba que ya el tratamiento había surtido su efecto. Cada tratamiento era más duro, fue un proceso demasiado difícil en donde mi personalidad se vio afectada, yo me considero una persona sociable pero gracias al estrés que esto me produjo me aislé”

“Tras años de tratamientos fallidos decidimos optar por la microinyección espermática: el esperma de él recibe cierto tratamiento, luego lo inyectan en tu óvulo y espera a que fecunde, metieron al embrión más fuerte a mi cuerpo y ¡por fin! pude tener a mi bebé, una vez que supe que estaba embarazada me sentí la persona más feliz del universo, tenía ansias, miedo pero me sentía realmente afortunada”.

Maria Isabel Faccio, Donación de Esperma:

“Entre mi primer matrimonio y mi carrera los años pasaron sin dejar espacio a realizar mi sueño de ser madre en algún punto de mi vida, me divorcié y aún me sentía sumamente joven por lo cual me di la oportunidad de conocer a muchas personas antes de decidir con quien quería formalizar mi vida. Después llegué a los 40’s y aún no había encontrado una persona con la cual enamorarme, vivir junto, llevarnos bien para luego tener un hijo, con todo lo previo quedar embarazada es un objetivo difícil de lograr en un año o tal vez dos. Esta situación me hacía sentir bajo presión, a lo que pensé: no puedo controlar los sentimientos de alguien pero si quiero puedo cumplir mi deseo de ser madre”.

Así fue como hablé con mi especialista y me dió valor para intentar un método que está por fuera de lo tradicional, mi opción fue utilizar la fertilización in vitro con donación de esperma ahora soy una madre feliz que no necesitó conocer a un hombre para concebir a un bebe hermoso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *