La carbonara blog

Una moda agresiva, los tatuajes dentales

Y no solo se trata de los tatuajes permanentes en la piel, sino que los hay para los dientes y es una moda que se ha extendido en países como Estados Unidos y China. Pero, ante ello, los odontólogos, especialmente los de las clínicas dental infantil han considerado que esta es una tendencia estética que resulta agresiva, y la misma solo puede ser realizada sobre una funda o corona, más no, sobre el esmalte original del diente.

Las modas siempre vuelven. Así se ha señalado siempre. Y es que la estética dental ha resultado sumamente importante para el ser humano, y no de ahora, sino desde tiempos ancestrales. Un ejemplo de ello pueden ser los precolombinos quienes utilizaban distintos métodos y materiales con los que podían ornamentar su dentadura, pues embellecer la sonrisa también resulta algo actual.

El doctor Juan alcatraz, quien es vocal del comité ejecutivo de Colegios de Dentistas de España, en compañía de María Ferrer, quien es dentistas para niños y además directora médica, nos explican la forma en como se realizan los tatuajes dentales permanentes y la razón del por qué solo pueden ser hechos sobre una funda, y no sobre el esmalte dental original.

Tatuajes provisionales y permanentes

Un gran desarrollo en lo que respecta a las técnicas odontológicas ha producido una dentición semejante con los patrones estéticos de las sociedades contemporáneas en relación con la unidad, simetría, forma, balance, color, estructura y función. Es por ello, que cada vez más los pacientes le exigen al profesional no solo calidad, sino también estética. Y no se trata tan solo del sentido objetivo de las técnicas, sino de crear belleza que pueda disfrutarse y llegue a ser agradable visualmente.

Se pueden encontrar dos tipos de tatuajes dentales: los provisionales y los permanentes. Los provisionales son como una calcomanía que se pega sobre el propio diente y se puede retirar cuando queramos, sin que quede ninguna señal en el esmalte, de este modo lo señala la doctora Ferrer.

No obstante, los permanentes no son hechos sobre el diente sino encima de una funda o corona. Ante ello, el doctor Errazquin expresó que, el proceso consiste primero en limar la pieza dental, posteriormente se toma la medida del diente y se vacía en escayola, se manda al laboratorio para que el protésico diseñe la funda y finalmente se introduce en el horno para que se endurezca y quede una pieza visualmente brillante.

Cuando la corona se encuentra lista, es cuando se procede al diseño del dibujo. Generalmente, cuando se realiza una funda, los expertos utilizan polvos de cerámica de diversos colores (verde, rojo, azul) de esta manera consiguen que se asemeje el aspecto de la funda al tono de los dientes del paciente, bien sea más blanquecino o más amarillento.

Este es el mismo proceso utilizado para la creación del dibujo, la diferencia radica en que para que el diseño debe quedar más perfilado y con pigmento más intenso, donde se utiliza más cantidad de polvos de cerámica de un de un color específico ya sea verde, rojo, azul, entre otros.