La carbonara blog

Leaders 4 Good, Sostenibilidad y Liderazgo

De acuerdo al primer estudio relacionado con la Sostenibilidad y Liderazgo de las Personas Directivas en España de EADA Business School y la consultora de comunicación Both People & Co oms, sólo un 30% de las personas que son directivas han alcanzado un nivel de madurez en sostenibilidad.

Este se trata de un trabajo de investigación que ha sido co-dirigido por los profesores Ferran Velasco, Federica Massa Saluzzo y Davide Luzzini donde se ha propuesto un índice de madurez además de identificar las competencias que resultan claves como estudiar un MBA en España en el liderazgo sostenible.

Este es un estudio con el que se constata que las personas directivas que presentan una mayor valoración en lo que respecta a los comportamientos sostenibles y que, por ende, llegan a ser consideradas maduras, no sólo se encuentran más sensibilizadas por la sostenibilidad, sino que aparte de ello, dominan tres competencias que son claves: la empatía (capacidad de trasladar el entusiasmo al equipo), el liderazgo (alinear a los equipos en torno a unos objetivos y estrategia bien definidos) y la ejecución (llevar a la práctica esa estrategia movilizando a todas las personas de la organización), asilo comentan en el foro eae mba online opiniones.

De este modo lo explicó la Dra. Federica Massa Saluzzo: “Cuando hablamos de madurez nos referimos a las personas que, a través de sus acciones y decisiones, promueven la preservación del medio ambiente, la mejora del bienestar de todos los stakeholders y fomentan estos comportamientos entre los miembros de su equipo y dentro de su organización”.

Perfiles con los que se debe contar

Los líderes que han de ser considerados maduros, en su mayoría ocupan las posiciones de dirección que son más altas, presentan un nivel de formación más elevado y además suelen trabajar en las grandes empresas. En medio de este grupo, las mujeres vienen a representan un 53% mientras que los hombres un 47%.

Del otro lado de la balanza se nos muestran a los inmaduros, estos representan un 34% total de la muestra. Llegan a destacar por encontrarse poco motivados por los temas sociales y medioambientales y por haber obtenido la peor puntuación en lo que se refiere a empatía, liderazgo y ejecución.

A estos porcentajes sería importante adicionar un 26%, el mismo corresponde a los que se catalogan como competentes pero desafectos, estos son los que más allá de contar con las competencias necesarias no se muestran tan concienciados ni sensibilizados en torno a la sostenibilidad.

El 10% restante corresponde a aquellos que se consideran como principiantes entusiastas, en otras palabras, con perfiles preocupados por la sostenibilidad pero que no han alcanzado un nivel competencial alto. Estos suelen ser más jóvenes y además trabajan en empresas que son más pequeñas.

Apoyo a la organización

Aparte de la motivación y de las competencias, en este estudio se concluyó que el apoyo de la organización cuenta con un efecto directo en un mayor liderazgo sostenible. De acuerdo a lo que se detalla en el informe, la competencia y la motivación conllevan un efecto que es mayor en el liderazgo sostenible cuando el apoyo organizativo que el líder percibe en iniciativas prosociales y medioambientales es elevado.